Buscar este blog

martes, 11 de enero de 2011

UNA DECISIÓN DE MUCHA RESPONSABILIDAD

Aunque el programa de familias de acogida precisa multiplicar el número de familias dispuestas a afrontar la enorme cantidad de menores que en estos momentos tutela la administración, estas familias requieren previamente una formación y, sobre todo, concienciación de que no es un camino fácil.


La administración busca familias para los menores, no menores para las familias y, en ningún caso, las familias que participan lo hacen en la modalidad de adopción, aunque esto depende de la legislación existente en cada comunidad autonoma, en algunas sí que se contempla el paso de acogimiento no preadoptivo a acogimiento preadoptivo en la misma familia. Con lo que, con sus ventajas e inconvenientes deben hacer el esfuerzo de integrar en su núcleo familiar a un menor o menores con unas vivencias totalmente diferentes, que pueden ser de tipo cultural, religioso, alimenticio, etc...

El proceso de adaptación a ese o esos nuevos miembros puede ser en muchos casos costoso y producto de tensiones que pueden dinamitar el seno de la familia, ya que, es una decisión que también implica a todos los habitantes del núcleo familiar y de la familia extensa cercana (otros hijos, abuelos, tíos, etc...).

No debemos olvidar que en la mayor parte de los acogimientos será positivo para los menores mantener el contacto con su familia biológica. Así que, casi una vez a la semana, estarán sujetos a lo que se llama visitas, bien con sus padres o con miembros de la familia extensa con los que sea beneficioso mantener el contacto. La buena marcha y evolución de las mismas provocará en los niños diferentes reacciones con las que deberán lidiar las familias acogedoras.

Las familias, además, deben aceptar que, durante este periodo de tiempo, hay un equipo que controla y asesora sobre las pautas de la educación del menor. Y este es el que tomará las decisiones sobre las cuestiones más peliagudas o que impliquen más responsabilidad, la tutela efectiva sigue siendo de la administración y esta la cede a la familia en cuestión. Además, esa propia relación con la administración tiene otros aspectos añadidos, ya que, los tempos, procesos y formas, a veces, desesperan hasta al más paciente.


Desde luego es esta una decisión que te cambia la vida, pero que, en mi opinión, es una experiencia vital enriquecedora para uno mismo y beneficiosa para los menores.








.

MUCHOS CASOS PARA UN SOLO TÉRMINO



Esta realidad esconde un mar de complejidad donde cada caso es único aunque sí que existe una tipología que divide los casos según dos variables.

La primera es quién acuerda dicho acogimiento. Se conoce por "acogimiento administrativo" aquel en el que son los padres los que consienten en el mismo, ya que, en todo momento siguen poseyendo la patria potestad sobre el menor.

Por otra parte, esta el "acogimiento judicial" que debe ser autorizado por un juez e implica los casos en que los padres no consienten. Se formaliza un acogimiento provisional por la administración, que puede ser en una familia o en un centro residencial.

La segunda de las variables dependerá del tiempo que el menor va a pasar con la familia acogedora y en qué circunstancias se produce.

Acogimiento familiar Simple. Es el que tiene un carácter más temporal y en la mayoría de los casos el objetivo del mismo requiere también de un trabajo con la familia biológica  para poder reintegrarlo. La mayoría de los casos tienen una temporalidad de entre 6 a 9 meses aunque, por supuesto, cada caso es un mundo y la evolución del mismo lo derivará a una forma u otra de protección. Normalmente, atienden a niños entre 0-8 años. Si el proceso lo requiere algunos de estos menores pasaran al programa de adopción.

Acogimiento familiar permanente. Aquí englobamos los casos en donde la temporalidad es mayor. Los niños por lo general también son más mayores y el acogimiento duraría hasta la mayoría de edad. Los centros  están llenos de menores en esta situación, debido a que tienen una mayor dificultad a la hora de pasar al programa de adopción, la mayor dedicación que supone a lo largo del tiempo,  etc... Y, lo más importante, la escasez de familias que quieran participar en este programa.




Acogimiento de urgencia: Son acogimientos simples que se producen en momentos de crisis de las familias. En estos podemos encontrarnos varios casos.

Por un lado, tenemos lo que se conoce como guarda .Los propios padres ante un imprevisto o situación de desamparo del menor , acuden a la administración y voluntariamente le ceden la tutela por un periodo relativamente corto de tiempo (de días a meses).

También puede darse una situación repentina de desamparo que de manera urgente hay que atender.

Acogida de menores con características, circunstancias o necesidades especiales: Que hace que las familias biológicas no se puedan hacer cargo de ellos.

Acogimiento preadoptivo: Aquel cuya finalidad es la adopción.






sábado, 8 de enero de 2011

MALOS TRATOS EN CENTROS DE MENORES

No podía pasar de largo del tema que más polémica está levantando en los medios de comunicación. No es mi intención generalizar este tipo de situaciones a todos los centros. Necesito confiar en que en la mayoría se da un trato correcto a los niños que se encuentran bajo tutela de la administración. Pero la realidad es que, en mi opinión, hay demasiadas deficiencias en algunas instituciones, sin olvidar que estos menores están ya en situación de riesgo, por lo que, se debería tener tolerancia cero con estas situaciones.

Bueno, os dejo el video para que lo podáis juzgar vosotros mismos:


PEQUEÑA VISIÓN DE UN CENTRO DE MENORES

Me gustaría  intentar retratar la realidad de los chavales que tienen que vivir en estos centros. Aquí os cuelgo una visión bastante light de un centro de Baleares, pero que aporta alguna idea interesante.


Fiscal de Menores visita "Puig dels Bous" from Quindrop on Vimeo.

lunes, 20 de diciembre de 2010

LOS NIÑOS INVISIBLES


Hablar  de la acogida no tendría ningún sentido sin examinar la realidad  española. Los estudios realizados nos sitúan entre los países a la cabeza de Europa en cuanto a tanto por ciento de niños institucionalizados. Por supuesto que existen sitios peores, pero es necesario un cambio de mentalidad no solo del gobierno, sino de la sociedad; son necesarias muchísimas familias que voluntariamente quieran participar en este proyecto.

http://www.forumlogr.net/thread/gNbdpj45MPaP/Espa%F1a-es-el-pa%EDs-con-m%E1s-ni%F1os-en-centros-de-acogida-de-la-UE.html



Como podéis leer en el artículo anterior, la cifra de niños tutelados es enorme y los servicios sociales no dan para más.Además, lo más importante es que el centro institucionalizado no es la mejor opción para ellos.





Por último, os dejo aquí un artículo de "El País" que clarifica bastante la situación en que se encuentra España y las próximas medidas, a este respecto, que se van a proponer en el senado .

http://www.elpais.com/articulo/opinion/ninos/invisibles/elpepuopi/20101103elpepiopi_12/Tes










sábado, 18 de diciembre de 2010

UNA REALIDAD MUY NECESARIA

Lo primero que quiero señalar es que todos los menores tienen derecho a la educación en un entorno seguro donde se les proporcione cariño y afecto que, como todos sabemos, son elementos fundamentales necesarios para el crecimiento integral de la persona.


Sin entrar en la cuestión de por qué estos menores se encuentran en situación de separación de sus familias, sí que debemos saber que el acogimiento no preadoptivo cumple la función que en otro caso ocuparía el centro institucionalizado.


Los centros institucionalizados son lugares atendidos por trabajadores profesionales y, como tales, están sujetos a  turnos, a moscosos , a vacaciones, a reparto de funciones, etc..., lo que les impide convertirse en unas verdaderas figuras de referencia similares a las figuras de padre y madre de una familia. Es importante no olvidar que estos menores deben conservar el nexo de unión con su familia biológica, siempre que sea posible, favoreciendo una futura reunificación familiar en las condiciones más favorables posibles.


Teoricaménte hablando, entendemos como "acogida" como aquella situación temporal y revocable, orientada a la protección de los menores que se encuentren privados (aunque sea circunstancialmente) de una adecuada atención familiar.


Aquí os dejo un fantástico video, que de manera muy general, ilustra esta experiencia :

 Padres de profesión